Mundo botánico

Botánica útil

El Gingko, fósil viviente

Helechos

 

El Gingo , fósil viviente.

Se calcula que está presente en la Tierra desde hace más de 150 millones de años. Hasta hace muy poco tiempo , se tenia la idea de que no se encontraba de manera natural en la naturaleza y que su presencia se debía al cultivo por parte del hombre; pero en el año 1916, el explorador americano F.Meyer informó que lo había encontrado en estado salvaje en un valle de la parte oriental de China , al sur del río Yangtze-She-Kiang. Recientemente botánicos chinos han corroborado el hallazgo.

En castellano este árbol se denomina gingo, el cual deriva  del nombre científico "ginkgo", que a su vez viene del japonés. Este árbol aparece en una historia china como "yah-chio", que significa "pie de pato" haciendo alusión a la forma de sus hojas, y al pasar a las grafías japonesas se pronunciaba como "ginkyo", traduciéndose como "albaricoquero de frutos de plata". Parece ser que cuando se hizo la transcripción al latín para darle un nombre científico, hubo un error tipográfico y se le designó científicamente con el nombre de "ginkgo". En la actualidad algunos botánicos lo denominan "ginkyo", que parece ser el nombre más lógico.

También recibe otro nombre vulgar, que es el de "árbol de los cuarenta escudos", el cual tiene su origen en el precio en que se valoraron los primeros ejemplares vendidos en Europa. Al parecer en 1870, mosieur de Petigny compró a un horticultor inglés cinco pies macho de este árbol por el precio de 40 escudos .

Su nombre completo es Ginkgo biloba, que alude al inicio de división en dos lóbulos de sus hojas, aunque esto depende de la edad, el sexo o de la variedad de que se trate.

Es un árbol de buen porte que puede alcanzar los 30 m de altura, pero en Europa rara vez sobrepasa los 25 m . Aún así se han citado ejemplares magníficos como uno plantado en Milán que alcanzó más de 40 m. Se describen ejemplares corpulentos en China y Japón con algo más de 13 m de perímetro de tronco.

El tronco derecho y fuerte, presenta una corteza lisa, poco gruesa, con ligeras grietas longitudinales y de un colorido gris ceniza.

Su sistema radical está formado por raíces profundas que hacen que el árbol se sujete muy bien al suelo; se dice que en Japón algunos ejemplares muy viejos presentan raíces aéreas llamadas "chichís", formando una especie  de pilares alrededor del tronco (como le ocurre a algunas especies de Ficus).

Las ramas están bastante separadas, son ascendentes o casi horizontales, lo que le da al árbol su aspecto característico, los ejemplares hembras soportan unas ligeras ramillas colgantes. En conjunto forman una copa bastante estrecha cuando son jóvenes y después se ensancha, siendo más cónica y estrecha en los ejemplares macho.

Las hojas tiene la forma de un abanico, de 6 a 8 cm de longitud y aparecen mas o menos rasgadas en su parte media, estando más divididas en ejemplares jóvenes. Son membranosas y se unen a los ramillos mediante un largo rabillo, disponiéndose en los ramillos largos de forma aislada y en los cortos en grupos de 3 a 5. De coloración verde-amarillenta pasan a amarillo dorado durante el otoño antes de la caída de las hojas, mucho más marcado en los ejemplares macho. El color amarillo que presentan los árboles macho precede al de los árboles hembras , al menos en una quincena de días y persisten durante más tiempo también en el árbol.

Las flores macho y hembra se sitúan en árboles distintos.

Las flores macho, en largos cilindros colgantes en la extremidad de los ramillos cortos, en la base de los rabillos de las hojas, al principio de la primavera.

Las flores hembras se agrupan y nacen también en la base de las hojas de los ramillos cortos, sobre unos largos rabillos abultados al final.

El fruto tiene aspecto de una pequeña ciruela de color amarillo contiene una semilla dura y cuelga de la extremidad de un largo rabillo. Es carnoso y desprende un olor repugnante antes de su descomposición. Madura en otoño, cae al suelo en Noviembre. El ginkgo fructifica abundantemente, pero tarda alrededor de 20 años en dar fruto, no pudiendo conocer mientras tanto el sexo del mismo.

Se reproduce muy bien por semilla. Rebrota muy bien de cepa y también se multiplica por estaquilla. La mejor época para todo ello es el otoño.

Es un árbol poco exigente en cuanto a la naturaleza del suelo, soportando incluso los arenosos y los salinos, aunque los prefiere, frescos, ligeros y húmedos.

Es resistente al frío y las heladas. Aguanta muy bien el aire contaminado de las ciudades, pues soporta muy bien , el humo, los vapores de la gasolina de los vehículos.

Su madera es de color amarillento claro, suave, tierna y fácil de trabajar, pero es quebradiza por lo que que no se usa demasiado.

En Japón y China se cultiva como árbol frutal, la parte comestible es la almendra de la semilla, que se suele comer cruda o tostada.

Existen distintas variedades :

- "fastigiata" , de porte piramidal

- "laciniata", los lóbulos de las hojas están más marcados

- "pendula", sus ramillos colgantes le dan un aspecto llorón

- "variegata", hojas levemente matizadas de color amarillo

Ejemplares notables en España:

-Jardín Botánico de Valencia

-Jardines del Palacio de Liria en Madrid

-Jardines del Cuartel General del Ejercito en la plaza de Cibeles de Madrid

-Jardín Botánico de Madrid

-Parque del Oeste de Madrid

-Parque Fuente del Berro de Madrid

 

Helechos

Dentro del Reino Vegetal pueden distinguirse dos grandes grupos de plantas:

Actualmente existen unas 12.000 especies repartidas por todo el globo, especialmente en las regiones intertropicales y una pequeña parte vive  en países de climas templado o frío.

Surgieron a partir de las primeras plantas terrestres, derivadas de algunos grupos evolucionados de algas marinas. estas primeras plantas aparecieron hace unos 430 millones de años, durante el Periodo geológico llamado Silúrico. Anteriormente la capa de ozono de la Tierra no era suficientemente consistente para protegerla de la radiación solar, por lo que la vida se desarrollaba en el medio acuático.

Cuando el ozono permitió la conquista del medio terrestre se produjeron distintas modificaciones adaptativas que dieron origen a las primeras plantas terrestres :

En la Península Ibérica crecen 111 especies, algunas de ellas endémicas y muy amenazadas. Se reparten en 4 grandes grupos:

 

En la Peninsula , estas plantas ocupan una gran variedad de habitats, desde enteramente acuáticas a otras que crecen sobre fisuras de rocas calcáreas, húmedos bosques....