La agricultura intensiva sepulta

bajo plástico a Almería

 

Lee...

Hasta finales  de los cincuenta , la mayor parte del Poniente almeriense se encontraba sin cultivar o con plantaciones  de secano . Los regadíos se limitaban a pequeñas manchas que aprovechaban las escasas aguas superficiales o recursos subterráneos de baja calidad . A la zona de Roquetas y Aguadulce , dominada por los terrenos desérticos , se le suponían grandes posibilidades agrícolas , debido a su excepcional  climatología , siempre y cuando se encontraran las técnicas adecuadas para ponerla en cultivo .

Fue a principio de los sesenta cuando el desaparecido Instituto Nacional de Colonización , que ya había introducido en Almería la técnica del enarenado para hacer posible plantaciones regadas con aguas de mala calidad , empezó a experimentar con los cultivos bajo plástico . La nueva técnica dio unos excelentes resultados , de manera que los invernaderos comenzaron a invadir amplias zonas de la comarca del Poniente . Así  , si en 1969 apenas se contabilizaron 75 hectáreas dedicadas a este tipo de agricultura en el Campo de Dalias , 10 años después la cifra se había elevado hasta las 7.500 , y hoy se superan las 20.000 hectáreas .

 

Agricultura especulativa

El éxito  de este tipo de agricultura intensiva se fundamenta en la posibilidad de conseguir producciones fuera de temporada , de manera que puedan introducirse sin competencia en el mercado nacional e internacional , y obtengan , por tanto , elevados precios . Es lo que algunos autores han denominado agricultura especulativa .

Aunque la aplicación de estas técnicas obliga a soportar mayores inversiones que en un cultivo tradicional , los beneficios también se incrementan  . según los estudios llevados a cabo por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía en el termino municipal de El Ejido , la producción bruta anual de 1 hectárea de invernadero era de 7,5 millones de pesetas en 1.996 , con unos costes globales de 4,2 millones , lo que suponía un beneficio neto de más de 3 millones de pesetas .

 

Más de 600.000 toneladas de residuos

En un primer momento , los impactos ambientales de la agricultura intensiva se referían a la destrucción del suelo , la transformación del paisaje , dominado por praderas mediterráneas bien conservadas , y la extracción indiscriminada de arena en las playas y dunas del dunas del entorno , alteraciones sobre las que no se aplicaron medidas corretoras . Los desechos , sin embargo , eran mínimos . Para los setos cortavientos se usaban cañas y otros elementos naturales , y el estiércol era el abono más común . Los residuos vegetales de las cosechas eran utilizados como alimento para el ganado , por lo que difícilmente se acumulaban en grandes cantidades .

Los invernaderos , por el contrario , necesitaban de acceso rodado , acometida eléctrica y agua , de manera que el suelo , aún siendo agrícola , comenzó  a semejarse al urbano , pero sin contar las infraestructuras de saneamiento adecuadas a sus características . Además , la expansión de estas exploraciones trajo como  consecuencia la introducción de numerosos elementos artificiales , desde plásticos para cubrir los cultivos hasta diferentes sustancias químicas para enriquecer los suelos o combatir plagas . Como explica el Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM) en un exhaustivo  informe sobre esta cuestión , " ni los agricultores , ni la Administración , ni los fabricantes habían previsto que hacer  al finalizar el periodo de utilización de todos estos elementos " .

Una hectárea dedicada, por ejemplo , al cultivo de pimientos  precisa al cabo de un  año de unas:

  • 3.300 toneladas de  agua ,

  • 2,3 toneladas toneladas de fertilizantes ,

  • 200 kilogramos de  pesticidas y

  • 1 tonelada de plásticos .

La cosecha final , estimada en unas 65 toneladas , deja como deshechos :

  • la práctica totalidad de los plásticos ,

  • cerca de 27 toneladas de residuos vegetales y

  • alrededor de 300 litros de aguas contaminadas por fertilizantes y productos  fitosanitarios .

En la actualidad , con independencia del  vegetal al que se destina , en una hectárea de cultivo enerenado bajo plástico se producen como media , además de los elementos citados :

  • 50 kilos de cartones y papel ,

  • 60 de metales y

  • 150 de materiales diversos ,

lo que arroja un total de más de 30 toneladas de diferentes residuos . De esta manera , la comarca del Poniente almeriense se enfrenta todos los años a la gestión de cerca de 630.000 toneladas de residuos  procedentes de la agricultura .

 

Contaminantes de difícil eliminación

La mayoría de estos deshechos , unas 600.000 toneladas , corresponde a restos vegetales , seguidos por los plásticos , que suman más de 20.000 toneladas . Los primeros suelen acabar en vertederos urbanos , reduciendo de forma notable su capacidad y vida útil , aunque ya se han instalado en la zona algunas empresas que han comenzado a procesarlos , en pequeñas cantidades , para obtener abono orgánico . Por su parte , los plásticos , algunos de los cuales aún se siguen arrojando en cualquier sitio o se incineran a pie de invernadero, se reciclan en dos plantas que tampoco pueden hacerse cargo del total de la producción .

Más complejo de resolver es el caso de los envases de productos fitosanitarios , de los que en toda la provincia de Almería se consumen cada año cerca de 1 millón de unidades . considerados como residuos tóxicos y peligrosos , no existe , sin embargo , ningún sistema de recogida específico , por lo que suelen aparecer abandonados en lugares inadecuados o mezclados con otras basuras , a pesar de las campañas de concienciación que han llevado a  cabo diferentes ayuntamientos .

No menos complicada es la depuración  de las aguas contaminadas que van a parar a los acuíferos de la zona . En algunos puntos , y en lo que se refiere a sustancias sobrantes de abonado , se han registrado concentraciones de hasta 240 miligramos de nitratos por litro , cuando la concentración máxima admisible en aguas de consumo es de 50 miligramos .

 

Gestión integral

Algunos ayuntamientos , como el de El Ejido , viene desarrollando planes de higiene rural que incluyen diferentes sistemas de recogida y eliminación de residuos .Asimismo , se trabaja en diferentes proyectos de investigación , públicos y privados , que hagan posible una mayor tasa de reciclaje ,evitando así la simple acumulación en vertederos de los deshechos retirados .

En definitiva , todas estas explotaciones necesitarán de un servicio de recogida de basuras que se hiciese cargo de los residuos que generan , y sería conveniente dotarlas de algún sistema , similar a una red de alcantarillado, que retirase las aguas residuales .

A juicio del GEM, "los terrenos ocupados por invernaderos se parecen más que a zonas de cultivo , a polígonos industriales , y así deberían ser considerados , como ya se ha hecho, por ejemplo , en Holanda " . Los ecologistas reclaman , asimismo , un plan de gestión integral de los residuos agrícolas que reúna a todos los sectores implicados y sirva , entre otras cosas, para adoptar una normativa común que unifique el conjunto de disposiciones dispersas con las que hasta ahora se regula la recogida y el tratamiento de estos subproductos .

 

Refugiados ambientales

Además de los problemas ambientales que ha generado , la expansión de la agricultura bajo plástico también ha originado algunos desequilibrios sociales , en especial aquéllos asociados a la importante corriente migratoria que se ha dirigido a estas zonas para atender a una creciente demanda de mano de obra . En principio fueron los habitantes de municipios y provincias cercanas los que acudieron a esta  llamada , aunque en la actualidad una buena parte de los trabajadores procede del norte y centro de África .

La inmigración africana que desde hace algunos años se dirige a Almería huye del desierto , de la pobreza , de tierras  esquilmadas e improductivas . Paradójicamente , se establece en unas comarcas que también  están amenazadas  por la  desertización y el agotamiento de los recursos naturales , como  el Campo de las Dalias .

Antes de convertirse en la "tierra prometida" para miles de africanos , Almería fue  también una provincia condenada a buscar el sustento fuera de sus fronteras durante el  siglo XX se calcula que salieron de la provincia unas 400.000 personas , lo que mantuvo prácticamente invariable su población durante todos estos años . Esta corriente migratoria se originó , entre otros factores por la brutal deforestación que sufrieron estas tierras.

En el retroceso del bosque almeriense durante el siglo XIX jugó un papel fundamental la actividad minera , y en concreto las fábricas metalúrgicas , que empleaban combusti8ble vegetal a gran escala . Tomando como referencia la Sierra de Gádor , Andrés Sánchez Picón , profesor de Historia Económica de la Universidad de Almería , ofrece algunas cifras que hablan de la insaciable voracidad de los hornos de fundición , que originalmente se alimentaban con especies de monte bajo como el esparto , fundamentales en una provincia que avanzaba a pasos agigantados hacía la desertización . Sólo en los 13 años que van de 1.823 a 1. 836 , advierte este historiador  , "se quemaron más de 660.000 toneladas de esparto", y entre 1.796 y1.860 "pudieron desaparecer en esta sierra unas 50.000 hectáreas de espatal" . Como contrapunto, añade , "en los 54 años del periodo comprendido entre 1.861 y 1.915 , cuando el esparto en rama se convirtió en uno de los principales capítulos de las exportaciones almerienses hacía las fábricas de papel del Reino Unido, las expediciones de este vegetal alcanzaron un volumen total de 741.245 toneladas".

También fueron pasto de las llamas otras especies de monte alto , como las encinas . Sánchez Picón calcula que pudieron emplearse en los hornos más de medio millón de pies de este árbol , lo que equivale a una superficie afectada de unas 28.000 hectáreas . La cifra posee una magnitud aceptable , concluye , " si tenemos en cuanta que , en el atlas forestal del siglo XVIII , los funcionarios de la Marina habían anotado más de 70.000 encinas en las jurisdicciones montuosas de Roquetas , Dalías , Almócita Y Canjávar , una pequeña parte de la superficie de Gádor ".

 A pesar de todo, el éxodo almeriense fue decreciendo , hasta que a mediados de los ochenta se invirtió la tendencia y comenzó a recibirse una corriente inmigratoria de origen fundamentalmente africano . Las nuevas técnicas agrícolas desarrolladas en las llanuras litorales del levante y el Poniente fueron , y siguen siendo , el imán que hace de este flujo  migratorio un fenómeno en constante crecimiento .

Al margen de la situación irregular de muchos de estos inmigrantes y de los conflictos sociales y laborales que suelen manifestarse , como se ha comprobado en los recientes sucesos de El Ejido , María Enriqueta Cozar , especialista del  Instituto de Desarrollo Regional de la Universidad de Granada , advierte sobre los efectos ambientales que esta presión migratoria puede causar en Almería ." El interrogante que se plantea es saber si se podrá seguir absorbiendo este flujo de inmigrantes , que se dirigen , principalmente a los cultivos del Campo de Dalias , en donde la extensión de los invernaderos ha alcanzado prácticamente su máxima superficie y el riesgo de salinización de los acuíferos es muy grande debido a su sobreexplotación " , explica.

Los expertos se muestran preocupados por este tipo de movimientos migratorios , provocados por la desaparición de tierras fértiles en los países del Tercer Mundo . Incluso se habla de un nuevo tipo de refugiados  , los refugiados ambientales . diferentes instituciones buscan sensibilizar sobre este problema a los países desarrollados , que no sufren físicamente los efectos de la desertificación .l Se trata de hacerles ver que parte del problema causado  por la inmigración que acude a sus territorios está provocado por el agotamiento de los recursos naturales en los países del tercer Mundo y que este es un fenómeno de difícil solución .

 

Aves en peligro

A comienzo del año pasado , la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) publicó la última revisión  del Catálogo de Áreas Importantes  para las Aves de España , lugares en los que se concentran las especies más valiosas o escasas y que no siempre gozan de la protección adecuada . Al mismo tiempo , esta organización identificó las áreas sometidas a graves amenazas , entre ellas algunos de los humedales que salpican el suroeste almeriense .

Los especialistas de SEO se muestran especialmente preocupados por el futuro de un  tramo costero de apenas 15 kilómetros de longitud , en que se ubican las salinas de Cerrillos , los charcones de Punta Encinas , la Cañada de las Norias y la albufera de Adra , espacios de gran importancia para especies amenazadas como la cerceta pardilla y la malvasia cabeciblanca . El 60 % de estos territorios , amparados en parte por las figuras de paraje y reserva natural se encuentra ocupado por cultivos bajo plástico , que aportan a los ecosistemas  importantes cantidades de sustancias químicas nocivas , además de otros residuos .

La Cañada de las Norias, por ejemplo , se ha convertido en un vertedero de plásticos y escombros , deshechos que aparecen diseminados por otros muchos parajes . Asimismo la urbanización de algunos sectores ha provocado , incluso , la desaparición de zonas muy valiosas , como las salinas de Guardias Viejas . Por último , el intenso tránsito de personas causa molestias a las aves, que terminan por abandonar los espacios protegidos , trasladándose a zonas menos seguras .

SEO HA solicitado que se detenga el avance de los invernaderos en aquellas áreas más sensibles, aplicando una estricta regulación de los recursos hídricos en el resto del territorio , de modo que se ponga freno al irracional crecimiento de los cultivos forzados . En lo que se refiere al Paraje Natural de Punta Entimas-Sabinar  y a la Reserva Natural de la Albufera de Adra , esta organización reclama la aprobación de los correspondientes planes de gestión , de manera que las actividades humanas dejen de causar alteraciones en estos frágiles ecosistemas .

 

...y responde

 

  1. ¿Qué tipo de agricultura se da en la zona ?

  2. ¿Cómo era la situación agrícola en el pasado?

  3. Evolución de la expansión de los invernaderos :

    Año

    Hectáreas

       
       
       
  4. ¿Cual es el fundamento de este tipo de cultivos ?

  5. Agricultura intensiva :

      Impactos ambientales
     

     

      Residuos
     

     

  6.    Invernaderos :

  Impactos ambientales
 

 

  Residuos
 

 

 7.  Investiga , ¿que ocurre en la actualidad ?

Volver